No quería ser guionista, quería encontrar mi pasión

Yo no quería ser guionista, yo lo que quería era encontrar mi pasiónYo no quería ser guionista, yo lo que quería era encontrar mi pasiónYo no quería ser guionista, yo lo que quería era encontrar mi pasión.

¿El problema? No sabía lo que quería hacer, pero necesitaba encontrar algo a lo que estuviese dispuesta a dedicarle el resto de mi vida.  Envidiaba a las personas que desde muy jóvenes tienen claro lo que quieren y luchan hasta conseguirlo. Yo quería eso, quería un objetivo, una pasión.

Cuando cumplí los dieciocho años dejé los estudios, me convertí en tabernera y pasé más de dos años de mi vida poniendo gotas de whisky en los cafés de un antro de pueblo al ritmo de los piropos de viejos verdes alcoholizados. Pero nos cerraron el chiringuito y me quedé sin piropos, sin gotas y sin cafés que servir.

NO QUERIA

Yo no quería ser guionista, yo lo que quería era encontrar mi pasión

Fue entonces cuando decidí volver a estudiar.

Dos años de diseño de moda, uno de filología y otro año y medio de portugués después, nada me llenaba lo suficiente y me di cuenta de que lo que realmente me gustaba era tener ideas y escribirlas. Fuesen de lo que fuesen. Mis primeros pasos ni siquiera tuvieron que ver con contar historias. Decidí, si es que eso se decide, volverme emprendedora y pase un tiempo intentado encontrar financiación para poner en marcha mis propios proyectos. Y tras dos fracasos intentando levantar mis propias ideas llegué a la conclusión que si me marcaba un objetivo conmigo misma y conseguía llevarlo a buen puerto al menos conseguiría un éxito. Me embarqué en escribir una novela y después de muchas horas tecleando conseguí terminarla. Ese fue mi primer éxito. El simple hecho de haberlo conseguido me hizo sentirme satisfecha “profesionalmente” conmigo misma por primera vez en mi vida. Sentarme a escribir no dependía de nadie más que de mi. Solo fracasaría si dejaba de hacerlo. Y ese fue mi punto de partida, hasta que un día se me encendió una bombillita. Yo escribía pensando en imágenes así qué, ¿por qué no hacerlo para televisión? Nunca quise escribir para cine, aunque ahora lo hago, yo quería escribir para televisión porque las historias y los personajes pueden vivir mucho más tiempo.

Pedí ayuda y…

Le eché valor, o más bien mucho morro y le dije a mis padres lo que quería hacer. Ellos me miraron y me preguntaron si estaba segura, y yo, con toda mi cara, les mentí y les dije que sí. Y después de haber estado dando tumbos unos cuantos años, ellos fueron los suficientemente benevolentes como para darme otra oportunidad. En aquel momento yo no tenía ni idea de cómo o dónde estudiar guión, hasta que di con un máster que al parecer era el más prestigioso. Aposté todo mi dinero a una sola carta y envié la documentación que solicitaban, más que nada por ver si sonaba la flauta. Siendo sincera, yo no era más que una bala perdida sin oficio ni beneficio que le estaba pidiendo a unos desconocidos que confiasen en mí. Y lo curioso es que vino Dios a verme, fui aceptada en el máster y aún a día de hoy sigo sin entender porque me dieron esa oportunidad. Una oportunidad que me cambió la vida y que me dio un objetivo. Solo necesité una semana de máster para saber que había encontrado lo que quería hacer el resto de mi vida.

Desde entonces ha pasado un año y medio y sigo tan emocionada como el primer día. Encontré mi pasión. Disfruto de lo que hago cada segundo, aún siendo una pringada que escribe desde su casa sin ver un euro a cambio. Aún sabiendo que no es un camino fácil y aún siendo muy consciente de que voy a escuchar muchos “nos” y pocos “síes”. Aún así, sé, que a partir de ahora, cada vez que me queje será de vicio porque no puedo estar más satisfecha de haber encontrado lo que realmente me hace feliz profesionalmente. Porque ahora, ya no tengo que envidiar a nadie y porque aunque todo el mundo me diga que ahora empieza lo duro, lo duro hace tiempo que lo dejé atrás.

3 Responses to “No quería ser guionista, quería encontrar mi pasión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *