5 consejos sobre cómo superar el miedo al rechazo ( y que un no, no te eche para atrás)

Trabajamos arduamente en una idea, guión o proyecto. Le dedicamos horas, días, investigación, esfuerzo. Pasamos día y noche en dar forma a algo que luego presentaremos ante otras personas, pensando que casi con toda seguridad les va a encantar tanto como a nosotros. Por fin llega el anhelado día en el que toca enviar esa idea y presentar ese fruto del esfuerzo que tantas noches en vela nos ha regalado. Y de repente, como una bofetada a mano abierta en toda la cara, la otra persona con aire indiferente y haciendo aspavientos con los brazos para que nos vayamos nos dice que no.

Se me ocurren muchas razones por las que las personas solemos venirnos abajo cada vez que alguien rechaza nuestra propuesta. Pareciera como que la otra persona no valora nuestro esfuerzo o el trabajo que hay detrás. En ese momento nos sentimos pequeños, abatidos con una duda inmensa en nuestra cabeza sobre si ‘esto siempre será así de duro’. Pero debido a mi gran pasión por la habilidad del ser humano para resignificar las cosas, también se me ocurren otras muchas razones para argumentar que recibir un no, no justifica en modo alguno que tiremos la toalla y caigamos en el abatimiento. Para ello, déjame que comparta contigo cuatro claves básicas que te permitirán superar el miedo al rechazo:

  1. Separa el no de quién eres. Ten una cosa clara: te han dicho que no a la idea o proyecto que has propuesto, no a ti. La razón por la que muchas veces nos sentimos tan mal es que nos lo tomamos como algo personal, como si la otra persona nos negara a nosotros. Aprender a separar mi persona de lo que propongo me ayudará a relativizar ese no y tomarlo como una negativa a mi propuesta, no a mí.
  1. ¿Acaso eres la primera persona a la que le dicen no? A lo largo de la historia ha habido y habrá personas con grandes carreras consagradas a las que en su día alguien les dijo que no. Pensemos por ejemplo en Michael Jordan cuando le prohibieron jugar en el equipo del colegio; o en Paul McCartney cuando le dijeron de pequeño que no tenía ningún futuro en la música. Cuando alguien te diga que no, no lo interpretes como un pronóstico de futuro y sigue trabajando y luchando por tu idea. Si tiras la toalla, nunca sabrás hasta dónde hubieras podido llegar (y esa es responsabilidad tuya).patricia-ibanez-cano-3-aprendizate
  1. Trata de encontrar las razones de ese no. Si alguien te responde con una negativa, pregúntale en qué se basa para ello, o por qué no puede ser. Conocer esa información te puede dar muchas pistas sobre cómo puedes mejorar la idea y qué no hacer la próxima vez. Utiliza ese no para aprender y mejorar cada vez un poco más.
  1. Piensa en los niños pequeños. Un niño pequeño al que su padre le dice no ¿tira la toalla? ¿verdad que no? Sigue perseverando hasta conseguir lo que quiere. No te digo que insistas hasta ser pesado, simplemente que no renuncies por el hecho de oír un no. Si quieres algo, si crees en tu idea, guión o proyecto, sigue trabajando en ello y hazlo con ilusión y buenas dosis de motivación. Recuerda que para alguien se ilusione leyendo tu guión el primero que ha de estar en un estado optimista eres tú.

Patricia Ibañez es Master Practiones en PNL.
Si tiene alguna pregunta sobre cómo superar el miedo al fracaso puedes escribirla a info.aprendizate@gmail.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *